martes, octubre 19, 2010

Decía Séneca...

“No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivirlos satisfactoriamente; porque vivir largo tiempo depende del destino, vivir satisfactoriamente de tu alma. La vida es larga si es plena; y se hace plena cuando el alma ha recuperado la posesión de su bien propio y ha trasferido a sí el dominio de sí misma”

Después de haber leído el capítulo 2 del libro Ética para Amador (F. Savater), demuestra al máximo que has entendido el contenido, comentando con profundidad el texto de Séneca.

48 comentarios:

Anónimo dijo...

La vida avanza, cuando se acaba, no lo elegimos nosotros. Mientras la vida avanza, se nos pueden presentar diferentes situaciones en las que tengamos varias posibilidades y ninguna de las dos nos interese. Pero igualmente tendremos que escoger una, la que prefiramos.

En conclusión, lo que nos pasa en la vida no lo escogemos, pero podemos escoger como lo afrontamos.

Victor de Azúa

alejandro escolá dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

La vida es larga, pero pasa demasiado rápido. Junto con el texto de Séneca y el texto leído, nosotros no podemos elegir muchas cosas; pero si la forma en la forma en que se desarrollan. Nosotros somos responsables de nuestros hechos y somos los únicos que los podemos cambiar.

Mi conclusión, es que aunque no podamos elegir lo que nos pasa, podemos en cambio elegir lo que hace frente a lo que nos pasa.

David Arias

Meritxell dijo...

La vida dura lo que dura, pero hay que ser fuerte y elegir las decisiones que más nos convengan. Aunque no sea fácil, siempre hay situaciones difíciles, las cuales se presentan sin más.

Anónimo dijo...

La palabra libertad es solo una forma de hablar. Nunca hacemos lo que queramos realmente, elegimos dentro de un marco de posiblidades, un abanico que, puede tener muchas opciones o por lo contrario, no. E
Al humilde pescador se le planteó un dilema: tirar su mercancía o salvar su vida y la de sus tripulantes. No era libre al ciento por ciento, sino que dependia de UN FACTOR EXTERNO: la tormenta. no se puede decir que su decisión fue libre, por que ninguno apostaria que tiraría la mercancía en el caso que no hubiera una tormenta.

Gustavo García

Anónimo dijo...

A lo largo de nuestra vida, se nos presentarán muchos problemas a los que nos tendremos que afrontar.
Muchas veces estamos de acuerdo con lo que hay que escoger, pero habrán otras decisiones que no tanto.
Las circunstancias no se pueden cambiar, pero lo que tu hagas,como actúes frente a eso y tu reacción si, tu la escoges.
En conclusión, frente a un problema por bueno y malo que sea siempre podrás escoger según lo que tu creas.



Andrea Conill Llobet

Cristina y Silvia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

En este capítulo se aprecia como Fernando vuelve a remarcar el tema de la libertad, mejor dicho, de la libertad limitada. Para hablar sobre esta cuestión Savater nos habla sobre un barco y su capitán. En el segundo capítulo nos habla sobre aquello que nos influye a tomar determinadas decisiones en una situación u otra. Nos habla de estos como factores, y dice que estos factores son los ordenes, las costumbres y los caprichos. Habla de estos como un condicionamiento a nuestras decisiones. Por otra parte Séneca nos habla de lo que no es lo más importante el tiempo que vivamos, si no, como afrontamos la vida, y de que manera la vivimos. El texto de Séneca afirma que lo más importante es vivir de una manera que no honre y nos llene, haciendo aquello con lo que nos sentimos libres, aunque sea hasta cierto punto. Finalmente decir que hay cosas de la vida que no podemos decidir, pero que hay otras que podemos cambiar, modificar, de la manera que nos sintamos mas libres.

Miguel Bacquelaine

Anónimo dijo...

La vida siempre avanza, para unas personas dura mas y para otras menos, pero en todas las personas se le presentan situaciones en las que, para afrontarlos necesitas elegir entre las opcónes que te dan en el momento. Por instinto siempre hay una opción por encima de las demas, que es la que normalmente escojeriamos, pero cada persona escoje la que opción que prefiere.

Despues de esto, se puede decir que todo lo que pasa en la vida, son situaciones externas que nos pueden afectar directa o indirectamente, pero somos nosotros los que decidimos como afrontar esas situaciones, sean buenas o malas.

Pol Francès.

María Herraiz dijo...

Como dice Séneca, "No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivirlos satisfactoriamente" en cuanto al capítulo leído de Fernando Savater hay cosas que nos convienen para vivir y otras no, la relación entre las dos es que tú decides como llevar tu vida, a través de las ordenes, las costumbres y los caprichos, tu conduces tu vida con un comportamiento u otro.

Podemos vivir atados a unas costumbres, a una rutina, porque no queda otro remedio que seguirla, ahora, la podemos disfrutar y tomarle partido o vivir sin apreciarla, así es como pasa más rápido y cuando estés al borde de la muerte te preguntaras, ¿Ya está?, todo habrá finalizado.

Cada uno decide si cumplir las órdenes o no cumplirlas, el deber es cumplirlas pero cada uno es dueño de su vida. “A veces las circunstancias nos imponen a elegir entre dos opciones que no hemos elegido, hay ocasiones en que elegimos aunque preferiríamos no tener que elegir”, es cierto y en esta vida hay que obedecer y no vivir a la ligera para ser un buen ciudadano y un buen hombre.

El no tener dominio de uno mismo, implica la poca personalidad de la persona, ¿Eres capaz de decir no? ¿Tienes que ir igual que tu grupo de amigos para no desentonar? Depende de cada uno, vives más feliz si no piensas en el qué dirán, pero muchas personas no lo pueden evitar y viven con esa angustia.

María Herraiz

Anónimo dijo...

La vida dura lo que dura, nosotros no podemos escoger cuando empieza o cuando termina, sino que simplemente lo hemos de aceptar. Pero a lo largo de la vida nos vamos dando cuenta de que hay muchas dificultades y nosotros tenemos que ser nosotros mismos y ser capaces de tirar hacia delante cueste lo que cueste.

Albert Arias

Carla Granell dijo...

Cómo dice Séneca no nos hemos de preocupar por vivir largos años, si no de que nuestra vida satisfactoria y plena; y se hace plena con el alma. Las decisiones las tomamos con el alma de forma subjetiva y esta actúa de tres formas diferentes, según lo que nos conviene, nos obligan o nos apetece, como nos dice Fernando Savater.

Podemos vivir según nuestras costumbres, aferrándonos a nuestra rutina o por obligación. Podemos vivir sin apreciar lo que tenemos, dejando que pase y llegar a nuestro destino o vivir con el alma y tomar decisiones, apreciando lo que tenemos.

Todos somos libres de decidir lo que queremos hacer, pese a que sea una obligación. Cada uno es dueño de su vida, aunque a veces las circunstancias no obliguen a elegir.

Carla Granell

Anónimo dijo...

Alex Puig
20/10/2010
1º Bachillerato
Filosofía
Comentario de texto. Capítulo 2
Empezaré comentando el tema principal de este segundo capítulo del libro Ética para Amador escrito por Sabater, se demuestra claramente que es la libertad, es decir, que los seres humanos somos libres para hacer lo que queramos, pero esta libertad no es siempre igual, en ocasiones se ve limitada. Muchas veces se nos plantean dos dilemas de los cuales tendremos que inclinarnos por uno, aunque la verdadera preferencia seria no tener que elegir. Para ejemplificar esta cuestión, utiliza la historia de un capitán de barco.
Algo también a remarcar sobre dicho capítulo, es que el escritor Savater, dice que en ocasiones nos guiamos por una serie de factores:
Las órdenes
Las costumbres
Los caprichos


Alex Puig

david dijo...

Como dice Séneca, no importa el tiempo que vivamos sino cómo lo vivamos.
Eso significa que, en nuestra vida entra el juego el alma y no el tiempo. Ya es sabido por todos, que el alma es una de la cosas más subjetivas que existen y que, cada uno de nosotros, dependiendo de nuestro contexto o nuestra situación, nos va a definir nuestra opinión sobre las cosas.

Pero. ¿Cómo escogemos qué hacer? ¿Quién rige nuestras decisiones? Nuestra alma sabe distinguir entre varios motivos así como órdenes, costumbres y caprichos. Estos tres motivos, aunque no los distingamos en nuestra alma, son los que nos definen.

La utilización indirecta de estos tres motivos, conjuntará una opinión y esto una decisión creada por nuestra alma. Así pues, las órdenes, las costumbres y los caprichos serán los que nos van a hacer vivir una vida plena.

Nuestros comportamientos van regidos por una motivo concreto. Y, aunque no lo notemos, en nuestro interior, somos capaces de tomar decisiones.

GRACIAS A ESTO, SEREMOS CAPACES DE VIVIR UNA VIDA PLENA.

David Teruel

Meritxell Ferrer dijo...

Para que el alma recupere la posesión de su bien propio transfiera a sí el dominio de sí misma es necesario que seamos capaces de reflexionar sobre como actuamos. Pero, no hace falta reflexionar sobre absolutamente todo lo que hacemos, ya que muchas acciones las hacemos automáticamente. Lo difícil es reflexionar en situaciones difíciles o importantes que nos suceden.

Por este motivo no es sencillo tener una vida larga y plena, ya que a veces cometemos errores que nos impiden vivir satisfactoriamente. Todos deseamos y esperamos vivir satisfactoriamente pero algunas acciones que realizamos en un momento determinado para divertirnos puede repercutirnos en un futuro de manera que hemos de ser consecuentes y saber elegir sobre lo que nos conviene o no nos conviene.

Anónimo dijo...

La vida es larga y nosotros tenemos que escoger como vivirla, no podemos escoger las cosas que nos pasan pero si podemos escoger o elegir como sacarles provecho.

En la vida nos tendremos que afrontar a nuevos retos y sobretodo aprender a decidir sobre ellos.
No podemos escoger cuando terminan nuestras vidas, pero durante ella sí que hemos podido escoger como vivirla y que hemos hecho para haber vivido nuestra vida con plenitud.

En todas nuestras decisiones sobre nuestra vida hemos de saber escoger lo que nos ara bien a uno mismo y a los demás y no dejarnos llevar por nuestro egoísmo o por simple capricho.

En conclusión, no podemos escoger las cosas que nos pasaran en nuestra vida pero si escoger como vivirlas y sacar provecho de ella.

Cristina Escaich

alejandro escolá dijo...

La vida dura lo que dura. Para unos más que otros, pero, por más larga que sea no seremos más o menos felices. Durante el transcurso de nuestras vidas se nos presentan diferentes situaciones en las que nosotros elegimos como actuar. No siempre las reflexionamos como deberíamos. Muchas veces actuamos según nuestro instinto, de manera automática y sin darle demasiadas vueltas a nuestros actos. ¿Cuantas veces nos preguntamos por qué hacemos las cosas? Seguro que la respuesta de un tanto por ciento elevado de la gente será de pocas o muy pocas veces.
Cuando respondemos ante una situación nos mueven una serie de motivos, y nuestra respuesta dependerá del motivo que más nos mueve, que más peso tiene en nuestro interior. Para empezar voy a explicar qué es un motivo: Es la razón que tenemos todos, o que al menos creemos tener, para hacer algo. Es la explicación “más aceptable de nuestra conducta”. Dicho esto, podemos actuar por órdenes o por costumbres. Actuamos por miedo o por comodidad. Ambas son ajenas a nuestro interior y no las escogemos nosotros.
Lo que Séneca nos quiere decir, es que la felicidad no reside en el número de años que vivimos, sino en escoger bien la respuesta ante las situaciones que la vida nos presenta. Seremos más felices cuanto mejor escojamos cómo actuar en los diferentes momentos de la vida.

MARC MS dijo...

El fragmento de Séneca nos da a entender que la vida es larga pero que hay varias maneras de vivirla. Se puede vivir inmerso en la mediocridad, en el olvida, o bien, en plenitud y viviendo intensamente el momento. Aunque en el transcurso de la misma se nos presenten problemas y obstáculos que nos resulten difíciles de superar, hemos de ser muy capaces de escoger bien y de no parar atención a lo que no nos deja avanzar como personas. También, hemos de ser muy consciente que hemos de vivir el momento presente en plenitud siendo libres.

MMS

nicolas dijo...

Las decisiones que uno toma en esta vida, y los funcionales o apropiadas que son, tomando por ejemplo lo que dice Aristóteles, en su ejemplo del capitán de barco que está a punto de enfrentarse a un peligro que probablemente le cueste su vida y la de su tripulación a causa de una tormenta, y para salvarse debe tirar la mercancía que lleva encima, o enfrentarse al peligro con una pequeña posibilidad que tiene para salvarse. Lo que nos dice es que aunque no cumpla su misión de llegar a puerto con el barco, la tripulación y la mercancía por arriesgar su vida, así que elige salvar su vida, porque es lo más conveniente y práctico para él.
Para comenzar nos habla de la rutina que un chico hace para ir al colegio. Nos explica su manera de actuar y le da vueltas a cómo podría actuar y que es lo que le gustaría hacer en realidad. Como por ejemplo el hecho de que al chico le gustaría quedarse en la cama durmiendo, pero eso no es lo que debe hacer ni lo que le va a servir en su vida.
Habla de las funcionalidades de la vida, o de las cosas que lógicamente son las correctas y más apropiadas, como por ejemplo el ir en pantalón por mucho calor que haga, en vez de ir en calzoncillos como a muchos les gustaría, o saltar por la ventana para bajar a la calle en vez de ir por las escaleras porque no te ahorras tanto tiempo.
Hay tres tipos de motivos, las ordenes, las costumbres y los caprichos. En según qué ocasión para uno tendrán más peso pero en realidad no será el correcto. En el ejemplo del chico que se levanta para ir al colegio, el capricho sería quedarse a dormir, la costumbre levantarse y al colegio al igual que la orden. Las ordenes van unidas con las costumbres. Ya que las costumbres se forjan cumpliendo órdenes, como la de ir a trabajar o al colegio. Te levantas, te duchas y te aseas, desayunas y partes, una costumbre eficiente que sirve para cumplir una orden.
Lo que nos dice Seneca es que:
-Tú eliges la manera de cómo quieres vivir, la vida es larga pero si se disfruta es plena.

Marta dijo...

Como dice el segundo capítulo del libro ética para Amador, hay cosas que nosotros no decidimos si no que nos vienen. Es decir, la vida, el destino, las circunstancias e incluso quizás los sentimientos del alma no decidimos o decimos de que manera queremos sentir o amar o a quien queremos o no queremos. Son cosas que a través del destino nos vienen dadas. Sin embargo, nosotros podemos decidir dentro de estos (¿me conviene seguir queriendo a esta persona? o, ¿realmente debo voy por el camino correcto en mi vida?)
Queramos o no queremos una vida, y larga o corta, estamos aquí para vivirla. No lo hemos decidió, pero sí podemos decidir cómo vivirla. Vivirla así, significa para nosotros tener una vida larga. Pero para que esta acabe de ser plena y larga, lleva consigo nuestra alma, los sentimientos y las emociones. Entonces, es cuando los sentimientos y las emociones las podemos controlar por nosotros mismos.

Marta de Benito

Anónimo dijo...

Leyendo este pequeño fragmento de Séneca después de haber leído el capítulo dos de "Ética para amardor" piensas en varias cosas.
Lo primero de lo que te das cuenta es que la vida si es así de monótona es porque nosotros la hacemos así. Para tener una vida llena, una vida satisfactoria no debemos dejar que la "rutina" o el hacer las cosas por costumbre nos hagan pensar que la vida es aburrida o que siempre el lo mismo porque, aunque no nos demos cuenta, siempre tenemos la libertad de escojer aunque lo hagamos inconscientemente. Muchas decisiones que tomamos, parece que no tengan opción, pero en realidad si que la tienen y para tener una vida llena nos hemos de dar cuenta de lo especial que es, que siempre tenemos la libertad de escojer y que cada día tiene cosas por las que luchar, de allí la genialidad de la vida.
Porque vivir no significa solo pasar por la vida haciendo todo porque "es lo que toca", porque en realidad en nuestras manos está siempre el escojer.

Alfonso Bacquelaine

--
A.B

Anónimo dijo...

Lo que nos intenta decir séneca es que hemos de vivir plenamente y no largas años sin vivirlos satisfactoriamente. Como se dice en el capítulo 2 eres tú el dueño de las decisiones, tu puedes escoger hacer algo o no. Has de ser capaz de pensar, de reflexionar si lo que has escogido es correcto o no, si haciéndolo conseguirás vivir plenamente. Como en el ejemplo del Capitán y la tormenta, si el capitán hubiera optado por seguir navegando aun habiendo la tempestad con toda la carga a bordo y hubiera pasado algo i no toda lo tripulación se hubiese salvado: ¿Cómo crees que se hubiera sentido el capitán? ¿Crees que a lo largo de su vida será capaz de vivir plenamente? Sinceramente creo que tendrá que vivir con él un remordimiento de conciencia y con esto pueda que viva muchos años, pero no los vivirá plenamente. I no lo hará por una simple decisión que le marcará el resto de sus días.

MAR VILADOT

Anónimo dijo...

Georgina Vives

Parte primera:

Básicamente, eres tu quien decide como va a ser tu vida. Eres tú el que tomará decisiones y el que optará por hacer una cosa u otra. Séneca dice que el vivir largo tiempo depende del destino, yo no creo en el destino. Solo uno mismo puede escoger su camino, por así decirlo. Lo que tú hagas, cuando lo hagas será lo que quedará marcado. No hay nada que pueda escoger por ti. Sí que es cierto, y debo decirlo que hay situaciones que a veces no puedes evitar cambiar. Como por ejemplo, lo dicho en el texto de Savater, el momento de levantarte por la mañana i ir al colegio o al trabajo. De alguna manera, tenemos la obligación de hacerlo. ¿Por qué? Bueno pues por el simple hecho de que si no lo hacemos, nuestra vida cambiará. Si alguien piensa que levantarse tan pronto es ridículo y decide entrar tarde cada día a la oficina, pues bastante claro está que su puesto en ese trabajo durará poco.

Anónimo dijo...

Georgina Vives: Parte segunda

La vida a veces nos presenta pequeños obstáculos que tarde o temprano acabaremos por evitar gracias a la rutina. Y si es cierto, es un fastidio, pero así son las cosas y no podemos hacerle nada. Lo que sí que puedes escoger tu son aquellas cosas buenas que te llevarán hacia lo mejor, hacia aquello que te mereces. Si aquella persona que se niega a levantarse pronto, decide hablar con su superior y decirle que es algo que le deje cansado durante todo el día, que no puede soportar más, obtendrá dos posibles respuestas. La primera será algo del estilo “Intentaré remediarlo, puede que el entrar un par de horas más tarde le vaya bien a todos los demás” Una sonrisa comprensiva y una palmadita en la espalda. La segunda respuesta, en cambio, se parecería más a un “Ya bueno, ¿y que quieres que le haga yo? Esto funciona así, todos los que trabajamos en esta empresa llegan a la misma hora que tu. Si lo cambiara, tendría que cambiarlo todo y eso llevaría tiempo, y tu perderías dinero, porque está claro que si entras más tarde, cobrarás menos” Una sonrisa burlona y un par de palmaditas en la espalda. La primera situación dejaría a nuestro individuo como una persona fiel y confiada, mientras que al individuo de la segunda información lo dejaríamos como a un ingenuo egoísta. Hay cosas, que es cierto, no podemos cambiar. Pero podemos cambiar la manera de hacerlas, el cómo y el cuándo. Nuestra conducta es lo que cuenta. Solo la nuestra.

Anónimo dijo...

Durante nuestro transcurso por este camino, la vida, se nos presentan un mundo de diferentes vías entre las que debemos elegir. Estás vías son en ocasiones, problemas que surgen por nuestra forma de actuar, a veces ni siquiera nos paramos a pensar lo que vamos a realizar o decir, son esas malas costumbres que por defecto, tiene el humano. Por eso debemos tomar decisiones y estas decisiones nos llevan a ser libres, libres de poder escoger, libres para escoger nuestra propia libertad.

Ricard Calpe

Pablo Delgado dijo...

En mi opinión, nosotros hemos de vivir la vida aprovechando hasta las mas mínima oportunidad para conseguir que nuestro alma se quede satisfecha. La vida es corta para quien quiere, y es larga para aquél que sabe aprovechar el mas mínimo detalle sin preocuparse de cosas sin importancia alguna.

Pablo Delgado dijo...

En mi opinión, nosotros hemos de vivir la vida aprovechando hasta las mas mínima oportunidad para conseguir que nuestro alma se quede satisfecha. La vida es corta para quien quiere, y es larga para aquél que sabe aprovechar el mas mínimo detalle sin preocuparse de cosas sin importancia alguna.

Anónimo dijo...

La vida crece y se alarga, esto no lo elegimos asi nosotros sino que esos momentos nos acompañada ya sea malo o bueno.Lo único que debemos hacer es plantarle cara y esos problemos debemos de intentar solucionarlos y seguir adelante y saltar las montañas y paredes que se nos ponga en frente.Así entendemos de que las piedras en el camino debemos de saltarlo.

Conclusión:La única conclusión y una de las mejores para elegir es saltar y seguir adelante para superar todo.La mayor solución dl problema es la mejora del plantamiento y también la mejora de la cción que realizaremos.
Jonathan García

Bibiana dijo...

Séneca le da mucha importancia a la libertad de decisión que cada uno tenemos, porque somos libres de elegir los caminos que tomar en la vida de decidir si ir por el camino de la fe, por el mal camino, por el del misionero, ir aumentando la excelencia continua,tenemos muchos caminos por los que seguir solo depende de nosotros tomar el adecuado para tener una vida con la que podamos estar contentos y más que satisfechos.
No importa cuando acabe nuestra vida, lo que importa es vivirla lo mejor posible y aprovechando las oportunidades que nos plantea.

Anónimo dijo...

Yo Dairo Gonzalez pienso que ;
La vida es corta pero cuando la vives con satisfacción es larga y muy buena , pero para vivirla así que hay que disfrutarla al máximo cada segundo es importante , nunca debes esperar los buenos momentos para vivirlos hay que buscarlos y cuando los encuentras lo debes disfrutar al máximo. Como decía Séneca , ``No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivirlos satisfactoriamente´´ .

Anónimo dijo...

La vida todos sabemos que es larga,y a lo largo de la vida tenemos presente situaciones en las que podemos optar por una cosa, y es que como sabemos tenemos que ser libres a elegir lo que creemos que nos conviene o no, osea, "libertad en la vida" y aún así fijarnos muy bien en nuestro comportamiento de la vida plena, de esta manera tenemos la opción de vivir satisfactoriamente en cuanto a las circunstancias y tener el motivo exacto de porque optar a decidir a una cosa u a otra, siempre pendiente del destino.

Alba Reyes.

Miguel Leal Cabrera dijo...

Yo creo que hay que preocuparse por los años que vivimos,porque virvir mas tiempo es difrutar mas de la vida de uno mismo.

Julia dijo...

Nosotros, no podemos elegir las cosas que nos pasan, pero sí de la forma en la que nos pasa.
¿Por qué preocuparnos de vivir mucho o poco? si la duración de nuestra vida ya esta marcada por el destino, preocupémonos mejor de cómo vivir, de vivir bien y de saber afrontar los problemas que se nos presentaran a lo largo de nuestra vida.
Debemos tomar decisiones y estas decisiones nos llevan a ser libres, libres de poder escoger, libres para escoger nuestra propia libertad.

Julia Cayetana Acuña Robayna

Anónimo dijo...

La vida crece y se alarga, esto no lo elegimos nosotros, sino que en esos momentos nos acompañan lo malo o bueno. Lo único que debemos hacer es plantarle cara a esos problemas, debemos intentar solucionarlos y seguir adelante, saltar las montañas o piedras y paredes que se nos pongan enfrente. Así, entendemos que las piedras en el camino debemos de saltarlas.

Pienso que Séneca tenía razón en sus conclusiones; porque mientras que la vida avanza, los problemas se nos acumulan en las diferentes situaciones. Afrontar los problemas significa no darlos de lado, sino enfrentarse a ellos y no temer a nada.

Jaime Padrón

Osmán Viera Dévora dijo...

Yo pienso que la vida depende del destino y tienes que aprovecharla al máximo porque no sabemos cuando llega nuestro fin.

Anónimo dijo...

La vida es larga, pero nosotros somos quienes decidimos como vivirla, aunque se nos muestren dificultades siempre va ha haber alguna solución que, o nos sea satisfactoria, o nos saque del apuro pero después nos sea perjudicial.


Isidro Bermúdez

Anónimo dijo...

Tiene razón, cada persona decide como vivir su propia vida, nadie va a elegir por ti, es verdad que no decides donde nacer, ni donde vivir, ni como ser, pero si que la forma de vivir tu vida la decides tu, nadie elegirá por ti

alvaro suarez dijo...

En mi opinión hemos de aprovechar la vida al máximo por que vida solo ay una y si hacemos algo mal no podremos remediarlo sino que tenemos que afrontarlo y seguir hacia adelante disfrutando la vida al máximo y no podremos repetir un momento dos veces, o un día, o una hora, o un año por eso tenemos que hacerlo bien para luego no arrepentirnos de haberlo echo mal o no

Mercedes Segura Oliva dijo...

En el II Capítulo de Fernando Savater nos explica mediante el ejemplo del barco griego de tomar la desición de salvar la carga o la tripulación. Nos quiere decir que en la vida tenemos que tomar desiciones libremente y elegir lo que es verdaderamente correcto. Séneca nos decía que la vida es larga si sabemos vivirla con plenitud, vivir largo tiempo depende del camino con el queramos construir nuestro propio destino y final. Debemos vivir ese camino de construcción a través del alma y nuestra libertad de desición, en este camino habrán órdenes y costumbres y cada una de ellas originadas por un motivo pero la diferencia es que nosotros decidimos si aceptar esas órdenes y costumbres para vivir la vida satisfactoriamente.

Anónimo dijo...

La vida de todos nosotros tiene un inicio y un final, final que nosotros no elegimos ni que tampoco sabemos pero lo que si sabemos es como vivir esa vida, nuestra vida. Somos libres de poder elegir el transcurrir de ella. Nosotros no podemos cambiar las cosas que nos vienen pero si como reaccionar o como vivirlo. Nosotros mismos somos los encargados de nuestros propios echos y de nuestros actos,.. somos libres de como hacerle frente a las cosas, de como debemos disfrutar nuestra vida que aunque sepamos que se acaba tenemos que conseguir disfrutarla al máximo y sacar todo el provecho de ello y poder conseguir una vida satisfactoria.
Paula Romero Curbelo

Anónimo dijo...

Ignacio Suárez Rojas.
La vida es un periodo de tiempo que comienza cuando nacemos y acaba cuando nos morimos, pero a lo largo de ese periodo nos ocurren cosas que nos pueden favorecer o perjudicar pero ante todo tenemos que actuar siempre en positivo y con una sonrisa ya que en cualquier momento nos podemos ir y no volver más para cambiar lo que hemos hecho mal.

Anónimo dijo...

Según Séneca, la vida es muy larga, es un camino lleno de oportunidades, en el que tenemos que avanzar y afrontar diferentes obstáculos a lo largo de ella.
No debemos de preocuparnos como vivirla, porque al fin y al cabo todo depende del destino, pero siempre se nos presentarán opciones que elegir que nos condicionarán a lo largo de la vida.
Paula Coll

Anónimo dijo...

Sara Lemes.
En la vida se nos presentan situaciones en las que tenemos que elegir entre dos o más opciones, a veces tenemos obligaciones que cumplir pero la vida nos pone obstáculos en los que tenemos que elegir e incluso a veces nos lleva a desobedecer esas obligaciones por caprichos o por situaciones límites en las que hay que escoger otros caminos para llegar a buen puerto. Pero también podemos hacer otro tipos de acciones como son las costumbres y en vez de pensar en una solución hacer lo que normalmente se haría, es decir, hacer lo que la gente acostumbra a hacer en esas situaciones. Aunque yo creo que ese tipo de acciones no están bien en esos momentos ya que no se debería hacer lo normal sino que habría que inventar otras salidas que puedan tener un fin mejor.

Rsalba Cedrés dijo...

El texto de Séneca nos quiere decir que lo imporante de la vida no es vivir muchos años sino que vivamos la vida de una manera satisfactoria, ya que eso depende de tí.Y lo de que la vida sea más larga o más corta depende del destino, no depende de tí.
Rosalba Cedrés Toribio.

pedro guadalupe dijo...

yo pedro he descubierto en etica para amador que nosostros debemos aprovechar cada momento de nuestra vida y aprovechar cada instante de aprendizaje que tenemos por que lo que nosotros tenemos es muy valioso y ademas tenemos que esforzarnos al maximo para conseguir metas que nos llenen como persona y a llegar a ser alguien en la vida y con respecto al texto que hemos leido me he dado cuenta de que es verdad que hay cosas que hacemos automáticamente y otras que hacemos cosas concientemente por ejemplo cosas que agamos automáticamente el dia a dia es levantarnos despertarnos respirar´... y otras que hacemos concientemente despues tambien he reflexionado sobre la parte en la que dice que nadie nos puede obligar a algo que no queramos a no ser que sea bueno para nosotros .

Anónimo dijo...

La vida es larga, dependiendo de como la vivamos nosotros y hay que vivirla satisfactoriamente, es decir, hay que vivirla haciendo lo que nosotros deseemos en este mundo. Somos libres de lo que queremos hacer podemos elegir por el buen camino o el mal camino, pero mas vale ir por el bueno para vivir largos años. Como decía Séneca “No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivirlos satisfactoriamente.

Laura Armas Alba

Mª del Mar Cáceres dijo...

El texto de Séneca me ha hecho pensar y después de reflexionar sobre este texto me he dado cuenta de que no debemos preocuparnos de vivir muchos años, si no de vivirlos satisfactoriamente.
El vivir nuestra vida satisfactoriamente depende del alma y de como nosotros queremos vivir, en cambio si viviremos muchos o pocos años depende del destino.

Anónimo dijo...

Camila Rojido:
En el segundo capítulo Séneca nos habla una vez más sobre la vida, en este caso nos recalca la libertad de las personas y el porque de nuestros actos, como ya sabemos tras haber leído este texto podemos encontrarnos distintos motivos como son las ordenes, las costumbres y los caprichos, todos estos motivos nos influyen para tomas decisiones a lo largo de nuestro camino. Las ordenes las realizamos porque nos dicen que lo hagamos, pero muchas veces lo que mas influye es el miedo o la confianza en la persona que nos lo ordena, por otro lado hay cosas que las repetimos tantas veces que acabamos haciéndolas rutinariamente, eso es lo que llamamos costumbres y por último están los caprichos, que son esas cosas que las hacemos porque nacen de nosotros mismos y no nos lo ordenan. Todos tenemos la libertad de elegir lo que hacemos y lo que dejamos de hacer. No siempre podemos elegir lo que nos pasa o lo que nos deja de pasar pero somos nosotros los que elegimos como afrontar cada una de las situaciones que se nos presentan.